CEM

RESUMEN CEM 2018

Una temporada para el recuerdo.
La variedad mecánica y los magníficos escenarios son dos características clave en el atractivo de las pruebas de montaña. Si, además, la competición depara incertidumbre por el resultado, con luchas igualadas y llenas de deportividad, el éxito está asegurado. Todos estos ingredientes se han dado en el Campeonato de España de Montaña Sportech 2018, un certamen que será recordado durante mucho tiempo, tanto por su espectacular desarrollo y magnífico desenlace como por significar el que ha de ser definitivo relanzamiento de la especialidad en nuestro país.
Todo ello ha sido posible gracias al trabajo conjunto de la Real Federación Española de Automovilismo, de Sportech, patrocinador del campeonato, y de los organizadores de las siete pruebas puntuables. Entre todos se ha logrado una mayor promoción de las competiciones de montaña, más premios y una mejor participación, con un calendario cuyo racional reparto, con una cita puntuable cada mes y la recuperación de dos subidas con gran tradición para cerrar la campaña, ha contribuido también de forma notable al crecimiento del nacional.

CATEGORÍA 1: EMOCIÓN HASTA EL ÚLTIMO MOMENTO


La lucha entre Joseba Iraola y Javi Villa por el título de la categoría 1 pasará a la historia de la montaña española. Apenas dos décimas de segundo acabaron decidiendo el campeonato a favor del piloto vasco en un final apasionante que tuvo como escenario las rampas de la Subida a La Santa, en Totana. La prueba murciana retornaba al Campeonato de España después de diez años de ausencia y celebró su vuelta con un duelo absolutamente extraordinario entre los dos aspirantes al triunfo final.

Después de seis pruebas, Iraola y Villa llegaban virtualmente empatados a la última cita de un certamen que había empezado a mediados de marzo, en Estepona, con victoria del asturiano. Villa estrenó su nuevo BRC BR53 de motor 1000 turbo ganando en un lluvioso fin de semana por delante de Iraola y su Norma M20F de propulsor 2 litros atmosférico. El mismo resultado se repitió en abril, en la subida Ubrique-Benaocaz, que se decidió sobre pìso seco en las mangas del domingo. Un tercer triunfo consecutivo de Javi, en su prueba de casa, la subida Internacional al Fito, a mediados de mayo, parecía decantar la balanza a favor del piloto de Bango Racing Cars, que decidió entonces competir en dos pruebas del campeonato de Europa en lugar de acudir a la cuarta cita del nacional, la subida a Guía de Isora, celebrada a principios de junio. En Tenerife, la victoria fue para Iraola, y el mayor coeficiente de puntuación de la prueba canaria relanzó sus opciones pese al retorno triunfal al certamen de Villa en la subida de Alp, en julio. Tras ganar por cuarta vez en lo que iba de temporada, el asturiano se situaba de nuevo como teórico favorito ante el sprint final del campeonato.

Pero entonces llegó el victorioso estreno de la Norma con motor 1.1 turbo por parte de Iraola en la subida a Chantada, celebrada bajo el intenso calor del mes de agosto en la Ribeira Sacra gallega. Un resultado clave que convirtió en decisiva la subida a La Santa, prueba que cerró el campeonato durante el último fin de semana de septiembre. Iraola acabó batiendo a Villa por apenas dos décimas en el cómputo total de los dos mejores tiempos de cada piloto a lo largo de un fin de semana en el que los dos rodaron a ritmo de record, para disfrute de los miles de aficionados que acudieron a presenciar en directo el espectacular desenlace. Sin duda, un final perfecto, lleno de emoción y, además, con gran deportividad entre los dos contendientes, que puso el mejor colofón posible al Campeonato de España de Montaña Sportech del 2018.

CATEGORÍA 2: EL ÚNICO TÍTULO DECIDIDO ANTES DEL FINAL


Con cinco victorias, Garikoitz Flores se ha impuesto con autoridad en el certamen reservado a los ‘CM-Promoción’ y los ‘E2-SH’ (siluetas). Un campeonato que en el 2017 había sido el más igualado mientras que en esta ocasión ha sido el único que no hubo de esperar a la última prueba para conocer el nombre del ganador. Eso sí, pese a que pueda parecer que lo ha tenido fácil, el piloto navarro ha debido emplearse a fondo con su BRC B49 para batir a un nutrido grupo de rivales que tienen en común su juventud y su proyección de futuro. Entre ellos, el andaluz Christian Broberg ha acabado por alzarse con el subcampeonato en su primera temporada al volante del Silver Car S3, superando por apenas un par de puntos a otro piloto navarro de un BRC, Arkaitz Ordoki, ganador en la subida a Chantada. Tras ellos se han clasificado el andorrano Edgar Montellá, representante de la tercera marca en liza, la catalana Speed Car, y el canario Javier Afonso, quinto con un Silver y tercer piloto en sumar al menos una victoria, en su caso en la subida Ubrique-Benaocaz, segunda cita de la temporada.

CATEGORÍA 3: RALLYES CONTRA CIRCUITOS


El campeonato en el que compiten los pilotos de los vehículos carrozados ha sido en el 2018 un auténtico mano a mano entre dos pilotos con amplia experiencia y notable palmarés en las pruebas de montaña: Gerard De la Casa y José Antonio Aznar. Además, ambos han competido al volante de vehículos de características muy diferentes, el andorrano con un Subaru Impreza procedente del mundial de rallyes y el almeriense con dos GTs nacidos para los circuitos, el Porsche 997 Cup y el Ginetta G55.

De la Casa comenzó al temporada imponiendo la tracción total de su World Rally Car sobre el piso mojado de la subida de Estepona y, tras dos triunfos del granadino Humberto Janssens, que no seguiría el resto del certamen, sumó dos victorias más a mitad de campaña, en Guía de Isora y Alp, para distanciarse al frente de la tabla. Pero Aznar no se rindió, pese a un complicado inicio de campaña con el Porsche, y sumó una espectacular victoria en Chantada que dejó sin decidir el campeonato ante su cita final en Totana.

En la subida a La Santa, ambos fueron superados por el asturiano Fombona y su Lamborghini Huracan pero la segunda plaza en la prueba murciana fue suficiente para que el andorrano se adjudicara el título de campeón de España por delante del andaluz.

INTERESANTES NOVEDADES PARA EL 2019


El buen sabor de boca que ha dejado la temporada del 2018 permite mirar con optimismo el futuro de la montaña española. Especialmente porque, además, de cara al 2019 están previstas una serie de novedades que harán aún más atractivo el certamen para pilotos, organizadores y aficionados. Entre los cambios previstos para el año próximo destaca la creación, dentro de la categoría 3, de una nueva Copa de España Turismo Junior para los pilotos con edades comprendidas entre los 16 y los 20 años, cumplidos en su primera participación. Tanto esta nueva copa reservada a los más jóvenes, como la CM Junior, encuadrada en la categoría 2 y que se ha estrenado en el 2018, tendrán además el aliciente extra para sus participantes de los premios en metálico para los tres primeros de cada prueba, acumulables con los de otras Categorías. Sin duda un paso de gran importancia para atraer a más jóvenes pilotos a la montaña.